Cargando...

 

 

MANCHAS SOLARES

 

Las manchas solares aparecen cuando, por exceso de exposición solar, la producción de melanina comienza a distribuirse de manera irregular en la piel.  Aparecen especialmente en zonas que a lo largo de los años, se han sometido a un exceso de exposición solar como son la cara, el escote o las manos.
   
Las manchas faciales más frecuentes provocadas por la exposición solar son los lentigos. Son muy frecuentes por la exposición solar prolongada. Los melasmas en cambio son manchas más claras, extensas y con contornos más difusos que suelen aparecer por causas hormonales combinadas con la acción del sol.
   
Las manchas solares oscuras y circunscritas que delatan la edad en las manos y brazos, se producen por una exposición prolongada, acumulada a lo largo de la vida. Aunque pueden aparecer a cualquier edad, son más frecuentes a partir de los 50 porque se evidencian unos 20 años después de la exposición solar que las originó. En las manos y brazos no aparecen melasmas, pues no es una zona fotosensible.
   
Las manchas del escote delatan el envejecimiento con tanta elocuencia como las manos, y también puede sufrir fotodermatosis por exposición prolongada al sol. Rojeces y arañas vasculares son tan frecuentes como los lunares que aparecen con el sol, por un componente genético. En el escote surgen a partir de los 50 por exposición solar prolongada, pero también, por la aplicación de perfumes con agentes fotosensibilizantes.

 

 

En nuestra Clínica contamos con el sistema más avanzado  para eliminar las manchas solares y otro tipo de manchas. 

Haz click en PLASMAGE para saber más sobre este tratamiento revolucionario.

 

 

Solicitar